¿Qué es un análisis de suelos?

Un análisis de suelos es una herramienta utilizada para conocer los problemas nutricionales y de fertilización, una de las grandes ventajas del análisis de suelos es que al ser un procedimiento rápido y de bajo costo, permite ser usado tanto para grandes empresas como pequeños agricultores.

Gracias a los datos e información arrojada por el análisis de suelos es posible brindar respuesta rápida y eficiente a las necesidades de las plantas y el cultivo, permitiendo entender la cantidad adecuada que se debe brindar de cada uno de los nutrientes, previniendo problemas que puedan afectar la producción, y evitando niveles críticos de nutrientes.

El análisis de suelos permite también determinar si la calidad del suelo es suficiente o deficiente, a partir del análisis de sus nutrientes, teniendo en cuenta su entorno y condiciones difíciles que pueden perjudicar los cultivos, como puede ser altos niveles de sodio (salinidad), alto grado de acidez o la presencia de elementos tóxicos que pueden afectar la calidad del cultivo.

Obtener un buen nivel de fertilidad es uno de los factores más importantes para tener un suelo productivo, aunque es importante tener en cuenta que un suelo fértil no significa que pueda ser un suelo productivo, debido a que la existencia de factores como piedra superficial, falta de humedad entre otros factores, pueden afectar la producción, aún cuando su nivel de fertilidad sea apropiado.

Los resultados del análisis de suelos permiten desarrollar acciones para aumentar la eficiencia del cultivo y mejorar sus condiciones, como lo es el cálculo adecuado de fertilizante a aplicar, ahorrando costos al disminuir la pérdida de fertilizantes.

Al realizar un análisis de suelos también se debe tener en cuenta el análisis del agua de riego, ya que este último puede afectar de manera negativa la estructura del suelo, siendo este un elemento importante a la hora de llevar a cabo acciones para el mejoramiento del cultivo y el manejo de la estructura del suelo.

Los resultados de cada una de las pruebas llevarán a la elaboración de un plan de acción que establecerá estrategias de fertilización y encalado, resolviendo así problemas de acidez, y otras dificultades que deberán ser solucionadas en orden de importancia e impacto, permitiendo también llevar un monitoreo constante de los cambios del suelo.

En Geocampo ayudamos a nuestros clientes a través de la tecnología aplicada en el campo, brindando soluciones integrales basadas en datos reales que permitirán llevar a cabo planes y estrategias encaminadas a obtener un cultivo más productivo, eficiente y ahorrando costos.

Si deseas conocer más sobre nuestros servicios contáctanos vía WhatsApp o cotiza en línea.